Vuelven las Gruas a España, Cincodías

Vuelven las Gruas a España, tras 8 años.

mallora inversiones investment

 Después del aumento que empiezan a experimentar las ventas de viviendas en numerosos lugares del país y el tímido retorno de los precios a tasas positivas allí donde hay más demanda, era solo cuestión de tiempo que la construcción saliera de un letargo que dura ya ocho años. Se trata de la crisis más profunda y prolongada que ha vivido el sector en la historia reciente.

Solo en mayo se contabilizaron 3.264 permisos para edificar casas, lo que representa un 9,4% más que 30 días antes. Son pequeños avances para mitigar una situación deprimida.

Valga como ejemplo para entender la magnitud del ajuste que ha vivido el sector, recordar que en todo el año pasado apenas se edificaron 34.288 viviendas, una cifra que equivale al 4% (sí solo un dígito) de todo lo construido en 2006, el año en el que se batieron todos los récords (la edificación alcanzó la friolera de 865.561 casas).

Por lo tanto, esos casi 15.000 visados registrados hasta el pasado mes de mayo hacen presagiar que este año, por poco que mejore la situación en lo que resta de ejercicio, a finales de diciembre habrá más producción de vivienda que en 2013. Sobre todo porque ya hay siete comunidades autónomas donde de enero a mayo se iniciaron más casas que en el mismo periodo del año pasado. Se trata de Asturias (+35,8%), Castilla-La Mancha (+10,3%), Castilla y León (+12,6%), Cataluña (+9,6%), Comunidad Valenciana (+14,8%), Galicia (+31,6%) y Madrid (+17,1%).

Auge de la edificación ad hoc para los extranjeros

Como el turismo, la construcción comienza a ver el potencial que tiene el comprador extranjero de vivienda, sobre todo aquél procedente de determinados países y con un elevado poder adquisitivo, mientras se consolida la recuperación de la demanda nacional.

Según un estudio elaborado por el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), el valor de las casas compradas por extranjeros en España durante 2013 alcanzó los 6.700 millones de euros, cifra nada despreciable, ya que representa el 17,8% del total. Así, mientras el promedio actual apunta que los extranjeros compran una de cada cinco viviendas de todas las que se venden en España, hay áreas donde esa proporción se eleva por encima del 30%, como la Comunidad Valenciana. El citado estudio del IVE ha calculado el gasto inducido que revierte en la economía por el uso que hacen los no residentes de esas casas. Si de trata de una vivienda de vacaciones, se estima que se produce un gasto anual medio de 8.380 euros. Y por cada casa usada como residencia habitual por ciudadanos extranjeros por motivos de ocio o jubilación se produce un gasto anual medio de 21.344 euros. Dicen los expertos que la mayor parte de ese gasto tiene efectos sobre el sector servicios, pero beneficia también a la industria, el sector energético, la construcción y la agricultura.

De ahí que ya estén surgiendo iniciativas para construir casas en la costa española ad hoc para extranjeros, respetando sus gustos y costumbres.

Noticia leída del cincodías

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s